Otra manera de llegar al Cine

, / 192 0

XV Edición Encuentro de Cine Europeo 2018

SHARE

Proyección de Fuego en el mar (2016, Fuocoammare)

Anoche se celebró en el bello salón del Instituto Italiano de Cultura el fin de la edición número XV del Encuentro de Cine Europeo, un ciclo de cine programado y auspiciado por la Delegación de la Unión Europea en Argentina. El encuentro cuenta con el apoyo de las Embajadas e Institutos culturales de Alemania, Austria, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumania y Suecia y con la logística y coordinación de EUNIC Buenos Aires.

La selección de una variada cantidad de películas y cortometrajes de 13 países europeos se realizó bajo el lema “EUROPA HOY”. Se eligieron piezas cinematográficas que ahondan en las problemáticas y temas presentes de la contemporaneidad europea y visible preocupación de sus cineastas.

El ciclo concluyó sus presentaciones en la ciudad de Buenos Aires pero allí no terminan los esfuerzos de la Delegación que durante la velada dio inicio al recorrido del Encuentro de Cine Europeo por varias provincias del país como Buenos Aires, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Santa Fé y Tierra del Fuego. El interior también será sede del encuentro entre el público y el mejor cine europeo. También se llevarán a cabo presentaciones especiales en la Villa 31 coordinadas con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Ante una gran cantidad de público se proyectó el largometraje Fuego en el mar (2016, Fuocoammare) del director italiano Gianfranco Rosi. Ganadora del Oso de Oro en el Festival de Berlín 2016 y nominada al Oscar en la categoría Mejor Documental esta película se adentra en la cruda realidad de los inmigrantes que cruzan en precarias embarcaciones desde Africa en búsqueda de un futuro en Europa. Rosi contrapone esta problemática con historias de los pobladores de la Isla de Lampedusa y los avatares de la vida cotidiana.

 

La película fue presentada por el crítico Nestor Tirri, docente de la UBA y autor de libros y ensayos sobre cine italiano como Habíamos amado tanto a Cinecittà. Tirri manifestó su resistencia inicial a ver el film dado que es algo que uno ve constantemente en los noticieros, en especial de Italia. “Pero tiene algo que no se ve en esos noticieros. Es un retrato antropológico y humanista de la realidad inmigrante que combina lo documental con cierta ficción neorralista aggiornada a las posibilidades de hoy”.

El crítico pone en diálogo la película con otros exponentes del cine italiano que tienen como eje central el mar. Plantea como antecedentes Fretello Mare dirigida por Folco Quilici, el clásico neorralista La terra trema de Lucino Visconti y la gran película de Roberto Rossellini Stromboli, terra di Dio. Estos films son sobre hombres de la tierra que van hacia el mar pero Fuocoammare trata sobre seres que vienen del mar hacia tierras desconocidas y no por propia voluntad.”

 

 

 

Responder

Your email address will not be published.