Otra manera de llegar al Cine

, / 1087 1

¡TOP 100! PÓSTERS DE PELÍCULAS / 2016: del #25 al #1 (cuarta y última entrega)

SHARE

Culminamos con este listado colosal de 100 piezas, los mejores diseños de carteles para películas que nos dejó el año 2016.

Si nos han seguido la pista y si revisaron bien habrán notado que la inmensa multiplicidad de propuestas abarca diversos géneros, ardides, nacionalidades, estilos y técnicas. También, que muchos de estos diseños igualmente han formado parte de los listados de fin de año que ya varios websites especializados han ido presentando durante el mes de diciembre (MUBI, IndieWire y/o The Playlist, por sólo nombrar algunos).

Una breve selección de runners-up, once carteles que no quedaron
en el grupo final de 100 piezas; pero que igualmente se distinguieron
por su inventiva gráfica, calidad técnica y efectividad promocional.

 

Cabe destacar que fueron considerados cerca de 500 pósters en la etapa de preselección. También se contó con el apoyo de amigos cinéfilos, diseñadores y profesionales del marketing, entre los que puedo nombrar a Hernán Fretes, Roxana García, Oliver Meneses y Flor Etcheto. Sus opiniones y aportes fueron de gran ayuda.

Pues bien, ¿ya sospechan qué cartel puede estar ubicado en el primer lugar? Ha sido un largo camino de investigaciones y repasos. Vale la pena entonces quedarse embelesados con un nuevo bloque de 25 admirables pósters y, finalmente, sacarse la duda.

Gracias por leer. Recuerden participan con sus opiniones, sugerencias, saludos y comentarios. ¡Y pasen un feliz 2017!

#25
ROGUE ONE: A STAR WARS STORY

No es una terquedad añadir uno de los muchos anuncios -increíbles- de la nueva película de Star Wars. La saga más importante y popular de todos los tiempos volvió con un descomunal aparato de mercadeo (lo típico), pero esta vez suman esplendor y sutileza a partes iguales, con una serie de carteles igual de prácticos y apetitosos, entre los cuales rescatamos el presente: la versión en español.

Bajo una paleta de colores menos carnavalesca y más delicada que la vista hace un año en “Star Wars: Episode VII – The Force Awakens”, esta nueva entrega tiene lo que considero son el grupo de pósters mejor conducidos en los últimos tiempos para un blockbuster de excesos. En realidad, todo está presente aquí; pero la imposición no deja de ser utilitaria. Todo lo contrario, este es un cartel que hace salivar hasta al menos apasionado y que acentúa el valor pragmático del anuncio mientras reitera la habitual naturaleza heroica, exponiendo todo lo necesario (incluyendo crew, escenarios, situaciones y demás juguetes).

Desde IMPawards se pueden ver cerca de 50 piezas gráficas (prestar a tención a los fascinante pósters horizontales) que incluyen una pigmentación nunca antes vista en el mercadeo para la saga y que enseña paisajes paradisíacos que obligan que los tonos turquesas y celestes delaten esta vez una versatilidad bastante sugestiva. Siempre y cuando los examinemos en perspectiva según lo que ha significado este grupo de películas y sus respectivas identidades a través de los últimos 40 años.

Como anécdota, el propio director, Gareth Edwards, criticó el arte del cartel oficial; en una evidente autoburla al referirse a los clichés y “errores” que, supuestamente, ha cometido el departamento de diseño. Film Stage hizo una nota sobre esto el 4 de diciembre y pueden revisar el póster y los apuntes de la propia mano de Edwards en este link. No obstante, un gran análisis de la locura marketinesca de “Rogue One” (y el compilado de todas las piezas) es revelado por Medium en esta exhaustiva reseña escrita por Chris Thilk, un artículo que data de apenas 2 semanas.

#24
I AM NOT
YOUR NEGRO

La agencia Gravillis Inc. fue la encargada de diseñar este único póster de “I am not your Negro”, un documental con footage del profético James Baldwin hablando sobre su novela inacabada “Remember this House”. A partir del texto de Baldwin el director, Raoul Peck, crea una impactante meditación sobre lo que significa ser ‘negro’ en Norteamérica.

El diseño hace contundente el título, como casi ningún otro cartel se ha atrevido en 2016. Tan aplastante como la radicalidad del paisaje social y político estadounidense de ese entonces. Enmarca también las luchas históricas por la justicia y las concatena con los movimientos actuales.

La composición tiene una similitud notoria con el minimalista póster de “Obit”, otro documental que fue nombrado en nuestro listado de las 100 mejores piezas gráficas del cine de 2016. De hecho, el presente cartel también involucra sólo dos colores y una manera creativa de presentar el bloque de créditos, incluso con dimensiones igualmente comedidas. Un detalle infrecuente.
 

#23
I’LL SLEEP WHEN I’M DEAD /
THE LOUD LIFE OF STEVE AOKI

Un alucinante cartel para otro documental. Esta vez la pieza transmite con sencillez la multifacética labor del Steve Aoki, la incansable celebridad de la música electrónica bailable, ganador del Grammy y una fuerte influencia en la cultura juvenil de la actualidad.

En esta ocasión se trata de una producción de Netflix que fue estrenada en el mes de agosto. Este fue el primer anuncio de expectación lanzado poco antes. Incluye un subterfugio visual bastante elemental que funciona como obstáculo a la hora de distinguir a Aoki a simple vista. Un truco discreto y en sintonía con otros documentales musicales que suelen hacer recóndita o misteriosa la figura de su protagonista.

Nuevamente se soluciona la identidad con cierta economía. Esta pieza sólo cuenta con dos colores yuxtapuestos a una imagen en blanco y negro. Es también un ardid habitual, pues se acomoda a gusto el uso de tonos vibrantes sobre lo acromático. Por lo general, el resultado de esto es una pupila que se excita más de lo normal, pues responde a un estímulo luminoso en particular. Este anuncio recuerda, además, el caudal de alternativas disponibles, sin discriminar el ilusionismo y las pequeñas argucias ópticas que aún se perciben como modernos y que ofrecen un rejuvenecimiento interesante a la identidad gráfica de un ídolo; en este caso una indiscutible estrella de macroconciertos de la música dance.
#22
THE NEON DEMON

Una de las más esperadas cintas del año fue amada y odiada por igual. La identidad promocional de la nueva y bizarra película de Nicolas Winding Refn recibió mofas de parte de algunos cinéfilos implacables quienes calificaron el tráiler y los diseños de carteles como un “anuncio de perfumes”. Tal vez no estaban del todo equivocados.

Sin embargo, cualquier aventura gráfica desmesurada en realidad es consonante con los extremos shockeantes de la cinta. Una historia acerca del engreimiento y la vanidad, con el camuflaje que permite el género impuro y el derroche visual. Al final, “The Neon Demon” es un filme que quizás no haya que tomarse tan en serio a la hora de catalogarlo o describirlo. Un eye-candy de exuberancias y hasta caricaturesco. Y así su campaña.

El diseño de este póster, uno de los pocos en formato horizontal, fue ideado por AllCity. Desde el sitio web oficial de este estudio creativo se puede revisar a plenitud toda la campaña publicitaria (desde avisos en revistas, hasta vallas). También hay una sección especial que expone un exclusivo cartel adicional que sólo por poco no entró en nuestro inventario. La agencia también generó una suerte de logo con la siglas del director (cual si se tratara de la marca de una fragancia de lujo).

Observaciones y debate por doquier. Mucho se habló de la estética publicitaria de la obra siendo esta una de las campañas más deslumbrantes y ruidosas de 2016. Art of the Title no se quedó atrás y dedicó un extensa investigación sobre el tema que comenta sobre el diseño de créditos, el packaging y demás gráficos.

#21
SPAIN IN A DAY

¿Puede una película permitir que sea el mismo espectador quien elija su póster promocional vía votación on-line? Pues, esto es exactamente lo que ha sucedido con el documental español “Spain in a Day”.

Todo el proceso fue manejado a través del sitio web de RTVE. La metodología consistió en exhibir tres carteles previamente confeccionados por Javier Mariscal (uno de los diseñadores gráficos más respetados del mundo). El tríptico de obras fue expuesto en línea a finales de julio. Un mes después el póster definitivo era una realidad. Un compilado de viñetas retratadas en el habitual estilo que hizo famoso a este artista.

Quizás no muchos sepan que Mariscal es uno de los pocos diseñadores gráficos que ha estado nominado al premio Óscar (por la impresionante animación de “Chico & Rita”, junto a Fernando Trueba). También creó a Cobi, la mascota olímpica de Barcelona 92.

La obra, dirigida por Isabel Coixet, es un montaje que reúne cientos de clips de la vida de los españoles durante un día. Algo similar a lo hecho por Kevin Macdonald (a nivel global) en “Life in a day”.

 

 

#20
SUICIDE SQUAD

Llegamos a uno de los vértices cinematográficos de 2016. Una de las películas que alborotó las pugnas entre críticos y fans. “Suicide Squad” produjo un descomunal despliegue de técnicas de expectación, carteles advance y explosivos pósters oficiales y de presentación de personajes. Hasta la fecha de hoy se conocen unas 50 piezas diferentes. Todo esto sucedió en un plazo de un semestre.

Statement Advertising fue la agencia encargada de hacer esta estrambótica composición en la cual se congestionan fotografía, retoque digital e ilustración. El cartel resulta un fulgurante anuncio colmado de color, personajes, insinuaciones al arte pop y evidencias directas al frenesí del escuadrón. Un desquiciado collage que sujeta y proclama la exaltación de una de las películas corales más esperadas del año. Otro producto del boom de cine que proviene del comic.

Por otra parte, la campaña publicitaria (que comenzó desde mediados de enero) incluyó a diversos estudios creativos. Versiones fotográficas e ilustradas hechas por B O N D, como también la fluorescente iconografía presentada en las propuestas de Concept Arts formaron parte de la odisea promocional. Además, compañías como WORKS ADV se encargaron de algunas versiones adicionales.

#19
SIERANEVADA

En las antípodas de los carteles más barrocos del cine comercial se sitúa este anuncio de la tragicomedia “Sieranevada”, precisamente el primer póster promocional que fue lanzado para Cannes y que ya se constituía como su póster oficial. La película estuvo nominada a la Palma de Oro y fue la postulación de Rumania para el premio Óscar 2017.

El nublado panorama en este cartel en particular delega en su identidad parte de la melancólica mirada de una familia que se ha juntado en homenaje al patriarca de la familia, en virtud de un nuevo aniversario de su muerte. Un grisáceo paisaje apesadumbrado revela la entonación que se puede predecir en esta reunión. Además, el concepto es ingeniosamente discreto en el particular hecho de sólo hacer uso de una vista endeble y vaporosa en la cual ningún protagonista (de hecho, ningún ser humano) está visible.

Mención aparte merece la sencillez de la tipografía que ha resuelto con letra capitular todo el texto, rodeando al título de un billing block en dos partes (creo que nunca había visto un atrevimiento así). Los logotipos están completamente separados, rayando en el borde inferior, casi imperceptibles. No conforme con la audacia, se maneja una estética formidable para trabajar las jerarquías en los bloques de créditos que consiste en una progresiva disminución del punto de las fuentes (desde arriba, hacia abajo), como si se tratara de una tabla optométrica que juega a retar nuestra vista.

Un cartel convencional, mucho más alegre y radiante fue diseñado por Monsieur X Studio y publicado hace un par de meses. Esta agencia francesa ideó también carteles para filmes como “Neruda”, “Free Love” y el primer cartel oficial conocido para “Elle”.

 

#18
PATRIOTS DAY

El cartel teaser para “Patriots Day” fue dado a conocer la primera semana de julio. Fue el primer póster de al menos una docena que fueron surgiendo hasta la actualidad. De hecho, hasta hace unos días se publicaron nuevos carteles de promoción. La cinta acaba de ser estrenada y ya los críticos consideran que es uno de los mejores títulos de 2016.

Este portentoso cartel es además un tributo a las víctimas y héroes del atentado terrorista en la maratón de Boston de 2013 y otra manera creativa de insinuar la bandera estadounidense para una identidad de expectación. Por otra parte, el filme no es la adaptación de una novela, más sin embargo, en el artículo escrito por Tamy Shelly -directora creativa de Greenlight Creative, Inc.- se nombra este caso y se le compara con la portada del libro “Boston Strong: A city’s triumph over tragedy”. Esta reseña fue comentada en nuestra primera entrega y es una referencia obligada acerca de la sana competencia que suele haber entre portadas de libros y pósters cinematográficos cuando ambos se apoyan en la misma historia. En este caso, un thriller sobre la cronología de un espeluznante relato acaecido en la vida real y de notoria trascendencia comunicacional.

La pieza fue diseñada por la agencia LA y la fotografía lleva los créditos de Cullin Tobin. Desde IMPawards pueden apreciarse el cúmulo de pósters ideados que incluyen también las propuestas gráficas de Canyon Design Group. La campaña incluye presencia en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram.

#17
THE AGE
OF SHADOWS

El film surcoreano de Jee-woon Kim es un thriller de espionaje de época. Contó con varios carteles y lo cierto es que todos han pasado desapercibidos. Esta versión es tan agrisada como las otras propuestas, pero la de mayor simplicidad y elegancia.

El cartel fue liberado a mediados de septiembre y exhibe cierta ambientación romántica y aspecto sombrío. Con ello configura un lúgubre avance concebido desde la foto fija y que deja algún rastro sobre este thriller de acción acerca de un grupo de luchadores de la resistencia que intentan destruir instalaciones japonesas claves en Seúl. Básicamente, es el típico juego del gato y el ratón, pero ambientado en la década de 1920.

El cartel también respira una atmósfera de misterio y muestra al protagonista entre tonalidades plomizas que bien pudieran ser una representación de su estado de ánimo y de la lobreguez de los escenarios (tanto físicos como metafóricos). Este es un aporte mesurado que brinda el diseño para el enriquecimiento del relato y su identidad promocional que, a su vez, advierte algunos indicadores sobre el estilo. Se evoca también a la estética del cine noir, recapitulado además por todos los ingredientes de la historia: crimen intrincado, obsesionados personajes y moralidad ambigua, de la mano de una estilización visual que se apoya en el claroscuro.

#16
CHRISTINE

Christine”, la esperada película del polémico y talentoso Antonio Campos, es otro caso de un evento real llevado a la pantalla. Es un drama biográfico acerca de la reportera Christine Chubbuck, quien en 1974 se suicidó en su programa de noticias en televisión en directo. Al igual que muchos carteles en nuestro TOP 100, esta fue la primera pieza de promoción que fue lanzada para la obra. La idea de situar sobre los hombros algún elemento inconexo o inanimado en realidad guarda una pertinencia absoluta. Si bien este tipo de planteamiento ha sido utilizado en muchas ocasiones, en el biopic de Chubbuck la alegoría cuenta con una bifurcación cautivadora. Por un lado, ciertamente sí observamos a la protagonista, vista de la forma habitual como solía ser conocida por los espectadores (a través de la tv). Por otra parte, esto pudiera percibirse como una alusión a la psique del personaje y su eterna lucha con la depresión y, en especial, con el trastorno bipolar que sufría. La cinta tuvo su premiere en el Festival de Sundance y recibió excelentes críticas. Desde entonces recorrió exitosamente numerosos festivales durante todo 2016. Este sugerente anuncio fue publicado a mitad de año y es muy distinto a una versión más tradicionalista lanzada en septiembre. Desde su website oficial puede incluso verse un tercer cartel que recoge los contundentes fragmentos provenientes de las reseñas que aportan los críticos más complacidos por este intenso relato. En realidad, es una variante horizontal de la segunda versión del póster.

#15
CHICKEN

Esta película tuvo su estreno mundial durante 2015, en el Festival Internacional de Edimburgo. También el año pasado pasó por un par de festivales adicionales. Y todo 2016 se dedicó a recorrer el mundo. Sólo en Reino Unido fue presentada en salas comerciales. Se trata de un drama acerca de una relación fraternal enmarcada en los problemas de aprendizaje de un adolescente.

La chispa del cartel establece un mini-relato simbólico. Con una simpática ilustración se delinea la vulnerabilidad de su protagonista y las condiciones de vida precarias en las que se desenvuelve. En otras palabras, una conveniente forma de expresar con delicadeza la acepción del término “gallina”, incluyendo la contribución del tono tostado amarillento.

En algunos sites se expone que este cartel en particular salió del cascarón en mayo de 2015. Realmente la versión oficial que se masificó en redes data de este año. De igual manera, existen algunas identidades posteriores que no hacen uso de la pintura y han resuelto la fachada promocional de forma más clásica. Es el caso de póster horizontal que generó la agencia británica This Time Tomorrow, quienes han diseñado fantásticas campañas para películas como “Skyfall” o las galardonadas “La grande belleza” y “Leviathan”. También existe un cartel extra, un tanto tosco, que igualmente es ilustrado.

 

#14
BELGICA

No se podía dejar por fuera de los 15 preferidos a la silueta más disparatada del año. “Belgica” es, básicamente un logo-póster. Es imposible que pase desapercibido y eso es un triunfo. El bar homónimo de la historia tiene una identidad gráfica propia y esta ha sido trasladada al cartel oficial. Algo similar a lo visto en muchas otras experiencias, cuando el título de la obra es el de un lugar que existe únicamente en dicha ficción, siendo que su equivalente promocional en la realidad se basa en el mismo emblema corporativo del imaginario del filme (¿alguien recuerda, por ejemplo, a “Jurassic Park”?).

Este cartel parece indescifrable, discordante y hasta soez. No admitirlo sería un error. Hasta que descubrimos que esta figura adorna la vitrina, las remeras y hasta algún anuncio luminoso dentro del local. Esto se manifiesta en varios instantes de la trama. En este sitio nocturno hay juerga constante y salvaje, es entonces cuando música, sexo y drogas se fusionan y van desmoronando la relación de dos hermanos que no terminan de madurar, pero sospechan que deben comenzar a hacerlo.

El arrojo de esta picante imagen sexual y el color vibrante (y plano) hacen de este cartel diseñado por Mario Debaene uno de los más memorables de 2016. Además, a manera de anécdota off the record, por redes sociales comenté en su momento como esta rara avis del marketing cinematográfico europeo me trajo el recuerdo de aquella mordaz e inolvidable portada del único disco romántico de la banda Faith No More, cuyo planteamiento se soporta en el mismo humor punzante y en una imagen casi idéntica.

La cinta la dirige quien podríamos considerar el realizador belga más relevante de la actualidad (Felix van Groeningen). Como es lógico, el film ha lanzado carteles adicionales corrientes y más “racionales. La obra cuenta también con un trepidante soundtrack y un lindo diseño de créditos finales.


#13
HELLO DESTROYER

Esta dramática ópera prima escrita y dirigida por Kevan Funk fue estrenada en el Festival Internacional de Cine de Toronto (mejor conocido como TIFF). Precisamente para estas fechas fue lanzado este minimalista y refinado cartel promocional.  “Hello Destroyer” relata la vida de un joven jugador de hockey junior que entra en debacle a raíz de un violento acto en el juego. Sintiéndose como un paria, luego de ser rechazado por su equipo, el atribulado protagonista debe enfrentar las repercusiones del hecho y hallar algún término de reconciliación y sentido de identidad. En este contexto, es relevante recordar que el hockey es el deporte nacional de Canadá. Lo fascinante de este póster es la trivialidad con la que expresa el padecimiento del personaje, quien reposa en soledad en su camerino mientras deja entender la pesadumbre de las circunstancias que lo acompañan. No precisamente es prosperidad lo que contagia. Asimismo, la colocación de textos modestos y girados aparenta un carácter tímido, casi tan insociable con la figura misma. En especial el minúsculo y esquivo bloque de créditos dispuesto como ningún otro anuncio cinematográfico lo ha hecho en 2016. Una entrañable cohabitación entre tipografía, fotografía y las reglas de oro de la composición (ley de los tercios). La obra recibió el premio al mejor cineasta emergente de Canadá en el pasado Festival Internacional de Cine de Vancouver.

 

 

#12
LES SAISONS (a.k.a. SEASONS)

La cinta francesa “Les Saisons” tuvo su premiere en un par de festivales a finales de 2015. Recién su estreno en Francia se produjo a mediados de enero de 2016. El pasado mes de octubre The Boland Design Company lanzó esta pieza oficial, que vendría siendo el cartel definitivo para el público anglosajón. La alucinante labor de diseño y marketing cinematográfico de esta agencia ha llegado incluso a The Criterion Collection, compañía que constantemente le comisiona cubiertas, interfaces gráficas y packaging, entre otros.

Otro ejemplo del buen uso de las normas de las proporciones en una identidad gráfica más que puntual para un documental que, a través de una combinación de historias, hace una meditación profunda sobre las estaciones, la vida animal y el ser humano.

El primer cartel conocido fue publicado en IMPawards también en octubre. Es mucho menos cetrino, pero incluye similitudes conceptuales y tipográficas. En todo caso, ¿qué otro lugar puede describir mejor que un bosque la evolución estacional?

Adicionalmente, este hermoso póster con aire romántico y tonos aceitunados me recuerda (y mucho) a aquel retrato que Wes Anderson utilizó en una de las versiones para “Moonrise Kingdom” (un gran trabajo acreditado a Michael Gaskell).

#11
I, DANIEL BLAKE

Dentro de nuestro conteo este es uno de los pósters promocionales escogidos a último momento. Y esto tiene una causa específica. El cartel acaba de ser lanzando durante diciembre y es otra sublime ilustración del talentoso Akiko Stehrenberger. Posiblemente nadie esperaba ver un lienzo del mismísimo Daniel Blake (el actor Dave Johns).

Luego de ser la ganadora en Cannes, automáticamente esta cinta se convirtió en uno de los visionados obligatorios de 2016. El diseño gráfico de esta versión para “I, Daniel Blake” la realizó P+A y conforma así el tercer anuncio publicitario visto este año.

Inicialmente fue la agencia All City la que impuso un póster horizontal plagado de mini-reseñas, estrellas de rating y laureles para estimular al potencial espectador. Algo menos estruendoso surgió con la segunda opción, un anuncio en francés -ideado por Le Cercle Noir– basado en un still emblemático y recordando el importante galardón. Finalmente, este retrato a manera de close-up, que pudiera percibirse como la antítesis del cine realista y devastador de Ken Loach.

Si bien las interpretaciones pueden ser variadas y este tríptico publicitario avala un tanto la disolución de la identidad gráfica general, lo elemental es que la presente pieza ofrece un desplazamiento persuasivo para públicos voraces y nuevamente retoma la imagen del protagonista; esta vez en todo su esplendor y con un viso emotivo y reservado. Barnizado de una neutralidad tonal y suavizando la tragedia aún sugiere un patente matiz de cine de auteur.

#10
LO AND BEHOLD:
REVERIES OF THE CONNECTED WORLD

Y llegamos al conteo definitivo. El cartel que inicia el grupo de los diez mejores diseños del año pertenece a un documental multifacético acerca de los orígenes de internet en conjunto con el convulso avance tecnológico y telecomunicacional y su puntual impacto a pequeña y a gran escala en la humanidad. El director detrás de esto es el gigante Werner Herzog y cabe comentar que este póster no precisamente parece el de una obra de Werner Herzog.

Los creativos responsables fueron, de nuevo, los de P+A, quienes propusieron una cadena de carteles verticales de orden conceptual y apariencia más codiciable (lo más estéticamente publicitario que recuerde en el cine de este realizador). Las versiones varían entre sí y se arriesgan a maniobrar con la tipografía de su largo título. En todas las opciones la mordacidad se entremezcla con imágenes visualmente poderosas, ciertamente irónicas y enigmáticas. Es la ilusión del mundo conectado.

No sorprende que este diseño esté en las listas de lo mejor del año según el top de IndieWire, ThePlaylist y WhatCulture. Nuevamente se utiliza la artimaña de sustituir la cabeza humana y convertir a una apacible y cívica figura en una rara mutación. La utilidad en este caso cae como anillo al dedo, transmitiendo la distopía a través de un antipático enmarañamiento de cables que demuestra el aturdimiento y los posibles descuidos imprevisibles sobre los cuales reflexiona este caleidoscópico trabajo. Una obra tan entretenida como siniestra, que edulcora con ironía la tenebrosidad que encierra el ensueño tecnológico.


#9
WIENER-DOG


El cartel de “Wiener-Dog” trae consigo una ratificación extrema. Tal vez sea esto lo más simpático. Hay un título, un logo tipográfico y una única imagen que dicen lo mismo. Precisamente, por tratarse de un perro-salchicha, resulta ocurrente colocar al larguirucho animal al margen de la composición, como una figura sangrada en parcial anonimato.

Esta incógnita no surge de otra intención que la de advertir el despiadado humor negro de Todd Solondz, el nerd macabro del cine independiente que es muy eficaz atando la comicidad negra con la tragedia existencial.

La paleta de colores apuesta a la suavidad. Posiblemente sea la más lozana que se haya visto en 2016. También es valioso subrayar el hecho de que se trata de una idea minimalista que previene, disfrazada de una irónica terneza, lo que efectivamente es otra aplastante historia de desdicha humana al mejor estilo ‘solondziano’.

“Wiener-Dog” es probablemente la cinta más tierna del misántropo director; hasta que, ineludiblemente, te revienta sin piedad con un mazazo en la cabeza. El diseño de este cartel fue realizado por Canyon Design Group y lanzado a finales de mayo. La campaña promocional incluyó un módulo adicional que se acopla a este cartel y con el cual podemos conocer por completo (literalmente) al perrito. También vale destacar el ruido que ha hecho este filme con respecto a su campaña publicitaria, que incluyó un perfil formal en Facebook y hasta un local ambulante de hot-dogs. Sin contar los análisis en blogs y sitios especializados que han cubierto esta aventura canina y lo que ya se considera una de las maniobras marketinescas más creativas, tramposas y encantadoras en el cine de 2016.

#8
JACKIE

La finura del cartel teaser de “Jackie” y su penetrante carmesí saltan a la vista. El biopic histórico sobre Jacqueline Kennedy que ha concebido el chileno Pablo Larraín es el único anuncio conocido hasta el momento. Se puede conjeturar que a la brevedad serán publicadas nuevas piezas que incluyan bloque de créditos y alguna frase ancla.

Por varios motivos el diseño sobresale. El rojo intenso en figura y fondo permite que resalten el semblante y las diminutas expresiones corporales; pero, por sobre todo, permite ponderar el título. En este punto vale hacer un paréntesis para admirar la concesión que ha permitido la firma original de Jacqueline “Jackie” Kennedy y la astuta forma que ha sido empleada por los creativos y diseñadores de la pieza promocional.

Este guiño fue hace pocos meses comentado por redes sociales por el diseñador Daniel Benneworth-Gray, comparando el patrón original de la firma con la alteración mínima que hace más armónica la apariencia general y que acopla perfectamente el título con la actriz Natalie Portman.

La cinta exhibe en su website oficial un documento de 64 páginas con más material gráfico y demás datos de producción.

#7
AMERICAN PASTORAL

El debut como director del actor Ewan McGregor es una adaptación de la novela de 1997 ganadora del Pulitzer, y escrita por el estadounidense Philip Roth, quien en 2011 fue galardonado con la Medalla Nacional de las Artes, de manos de mismísimo Barack Obama. El libro es el primero de una trilogía de Roth a la que comúnmente se le ha denominado ‘los Estados Unidos perdidos’ y que incluye dos relatos adicionales: “Married a communist” y “The human stain”.

En virtud de la osadía de McGregor de realizar una cinta con base a una obra de visible grandilocuencia, la identidad gráfica ha tomado el elemento más trascendental de la portada del libro (una de sus cubiertas más reconocidas). Eruditos del tema, como Peter Borland, director editorial de Atria Books, reflexionó recientemente en una entrevista que, a grandes rasgos, el público suele desear una compensación visual en el póster según la popularidad que ha tenido la novela y de cómo esto supone un impacto definido en la venta de tickets. En otras palabras, cuando se publica un cartel cuya identidad gráfica está claramente emparentada con la cubierta del libro, se persiste en seguir haciendo disponible la edición primaria de la historia.

El diseño del cartel propone algo temerario como pocos: gira la composición en noventa grados. Una alegoría, quizás, a los cambios sociales y generacionales que presionan los principios y convicciones personales de su protagonista. Un equivalente se logra en el cartel de este corto venezolano que fue galardono en Cannes este mismo año.

El diseño lo realizó LA. Sin embargo, una versión levemente distinta (en italiano) se le adjudica a Federico Mazza. También existe una versión francesa (concebida por Le Cercle Noir), cuyo concepto se sitúa en el extremo opuesto.

#6
THE HANDMAIDEN

El hipnótico póster ilustrado para el filme surcoreano “The Handmaiden” es una historieta en sí mismo. No muy relegada queda la segunda opción de cartel, cuya esencia es una espléndida fotografía de estudio. Ambas son imágenes ideales para aludir al espinoso relato colmado de misterio, romance y erotismo.

Empire Design tiene la autoría de la pieza promocional y nuevamente la agencia Le Cercle Noir se distingue con la versión para el público francés. En todos los casos se refleja con eficiencia la exuberancia del entorno en donde se desarrolla el intrincado thriller.

El cartel teaser tiene diferentes variaciones para los diversos públicos, tanto el de Corea del Sur como el de Estados Unidos. Esto se puede comprobar con esta comparación desde el site MUBI. Por ejemplo, en el póster estadounidense vemos una mini-viñeta con la polémica escena de lesbianismo, mientras que en el surcoreano la suprimen por completo. Aun así, el cartel se aleja del arquetipo heredado para este tipo de relatos y esto puede considerarse como plusvalía en el ámbito creativo y publicitario de películas.

Como era de esperarse, este póster promocional fue incluido en diversas listas especializadas como lo más destacado de 2016 (IndieWire y RottenTomatoes, entre otros). De hecho, para el diseñador Adrian Curry (del site MUBI) la pieza ameritó ocupar el segundo lugar entre lo mejor del año.

#5
TICKLED

En el quinto lugar tenemos a “Tickled”, uno de los documentales más maniáticos, pintorescos y perturbadores de 2016. Un cartel minimalista y una idea insuperable que sirve de identidad gráfica principal para esta historia -nada fácil de vender- acerca de una extraña competencia de cosquillas y un periodista que obsesivamente ha decidido seguir la pista del asunto, sólo para descubrir tenebrosas historias; cada una de ellas más asombrosa que la anterior.

La agencia creativa Gravillis Inc. ha resuelto amalgamar dos grandes componentes: una pluma y un rostro malvado. Muchos pensarán que esto es un caso aleatorio de pareidolia; pero no. Ingeniosamente la cohesión del par de elementos que ha logrado este diseño transmite absolutamente todo lo necesario. Obsequiando jocosidad y mayor enigma a la embrollada e impredecible investigación que se lleva a cabo sobre esta suerte de “mafia fetichista”.

La misma agencia de diseño también ideó un cartel aún más simple basado en textos informativos. Por otra parte, desde el paso de la cinta por el Sundance Film Festival, existen algunos pósters que hacen uso de un evidente montaje digital (no muy riguroso) o de una ilustración. En todo caso, esta historia multigénero y difícil de creer es tan alocada que cualquier esfuerzo para lograr el mejor prototipo de fachada promocional podría resultar críptica. Allí radica la primera oportunidad para la diversión, desde el propio cartel de este documental/thriller que algunos cinéfilos ya han osado considerar apócrifo.

#4
HUNTER GATHERER

Una cinta que pasó inadvertida para la mayoría de la crítica lanzó un par de apetecibles pósters a lo largo de ocho meses. El cartel elegido para nuestro listado fue publicado a finales de octubre y se basa en una sobresaliente imagen pictórica gestada desde el calco. Previamente, en marzo, se conoció el primer letrero oficial, que se lució durante el congreso South by Southwest Film Festival (mejor conocido como SXSW), evento en el cual el film tuvo su premiere mundial.

La historia sigue a Ashley (Andre Royo), quien recientemente ha sido liberado de la prisión y mientras intenta hallar el camino correcto y recuperar el tiempo perdido recibe la ayuda vital de un nuevo amigo. Todo suena muy serio; pero ciertamente “Hunter Gatherer” nos distrae con su glauca y fresca propuesta gráfica. La producción tiene la firma de Unbundled Underground, una compañía con sedes en New York y Los Angeles que comúnmente realiza comerciales y branding.

Según una nota publicada en IndieWire, el film también lanzó unos tatuajes temporales a manera de entretenido souvenir de distribución exclusiva sólo entre los asistentes de algunos festivales en particular. Un truquillo asequible y simpático para el marketing rápido.

El género adjudicado a este título es el drama; no obstante, el cartel toma distancia y repone a cambio el expresivo retrato en un afortunado cóctel de elementos clave tomados del mismo relato. El cartel anticipa un sabor especial, tentando al espectador a sospechar sobre la amena y boyante relación que florece entre el protagonista y su nuevo compañero. Parte de la chispa ya se anuncia en el tráiler oficial. Además, toda la identidad promocional ha manejado una tipografía naif que imita fielmente a la escritura infantil y colabora en desvincular todo el planteamiento de referencias académicas rígidas.


#3
FREE FIRE

Una caricaturesca pieza para representar una obra satírica al extremo. Diseñado por B O N D, el póster de “Free Fire” (la nueva película del inglés Ben Wheatley) también forma parte de lo mejor de año para publicaciones como Paste Magazine, The Reel Bits y The Playlist.

Asimismo, el cartel teaser de “Free Fire” fue uno de los pósters más compartidos y admirados por redes sociales. La misma agencia creativa diseñó una variante (oficial) que descubre cada rostro de los portadores de las armas y simultáneamente le da protagonismo a la actriz Brie Larson. También el reconocido estudio gráfico Empire Design se involucró en la campaña de mercadeo generando 10 excepcionales pósters monocromáticos para cada uno de los personajes de estas pandillas.

La amorfia absurda y surrealista del anuncio me recuerda el carácter paródico que expresaban muchos carteles estrafalarios del cine de comedia en los años setenta y ochenta; en especial a la identidad promocional del cine de Jim Abrahams y los hermanos Zucker. De hecho, “Free Fire” se ubica en el año 1978, en Boston, y plantea un tiroteo ridículo entre dos bandas que finalmente se torna en un juego de supervivencia. Una idea tan estrambótica como la filmografía de este director. Lo cual me lleva a recordar que no es casualidad que otra cinta de Wheatley (“High Rise”) haya formado parte de nuestra colección de 2016.

 

#2
THE BIRTH
OF A NATION

Durante gran parte de 2016 tuve la duda acerca del título con el cual Nate Parker (el director) bautizó su película y en específico si este fue una réplica irónica o crítica al que se considera el film más racista de la historia (sí, el de D.W. Griffith) que, además, data de hace exactamente un siglo atrás. La respuesta es positiva. Parker, lo hizo a propósito.

The Birth of a Nation” fue una de las cintas que abrió el 2016. Se estrenó en el Festival de Sundance y se llevó los premios de la audiencia y del jurado. Desde entonces el ruido fue indetenible y recién a mitad del mes de mayo lanza esta mágica pieza que utiliza un ardid recurrente visto en muchos carteles de cine: la reinvención de la bandera de los Estados Unidos de América. Un viejo truco que este año fue rehabilitado para la imagen del documental “13th” (también de temática racial). Lo cierto es que se ha visto en muchas otras identidades asociadas al cine histórico o de denuncia socio/política (“Killing them softly”, de Andrew Dominik; o la reciente “Snowden”, de Oliver Stone; por sólo nombrar un par).

¿Qué hace tan especial la reincidencia para este caso? Pues, este póster (teaser) se siente menos alienado de la maniobra digital, se percibe más rústico y rápidamente logra instalar al lector en el ambiente histórico-racial. De forma complementaria, eleva la aptitud del cartel otorgándole una inmejorable condición pictórica que fusiona texturas y tizne rojo/azul; cual si se tratara de una pieza artesanal que se ha atesorado desde la época, cuyas imperfecciones y manchones conciben, casi espontáneamente, la gesta heroica protagonizada por estos esclavos. Una gloriosa metamorfosis de las barras y las estrellas en texto titular y figuras humanas.

Una versión italiana del póster diseñada por Silenzio Communication fue lanzada en diciembre y varía algunas formas sumando elementos y contraste. Un cartel épico que raya en la maestría técnica y que permanece en la lista de favoritos de 2016 en la mayoría de los top de los sites más documentados sobre el tema.


#1
MOONLIGHT

Si bien se reconoce que la realización de este top cae con facilidad en el terreno de la subjetividad, la revisión de centenares de piezas y la recopilación de información y de opiniones varias fueron la punta de lanza para situar este moderno cartel en el cénit de nuestra lista. Así, luego de un exhaustivo análisis, el título del más destacado diseño de póster cinematográfico del año se lo lleva el film “Moonlight”.

La pequeña cinta dirigida por Barry Jenkins ha sido aclamada en todo el planeta y seguramente formará parte del listado final de los Premios de la Academia (compitiendo como mejor film del año). Una película que desarrolla una visión poética sobre la identidad no podía manejar azarosamente su propia identidad promocional.

La gráfica se basa en la calculada fusión de los 3 rostros fundamentales del relato (infancia, adolescencia y juventud de un chico afroamericano que crece en una zona problemática de Miami). Las caras pueden apreciarse de manera individual en el póster horizontal creado por InSync Plus, una agencia experta en diseño y marketing para el ámbito del entretenimiento y que, paradójicamente, estamos nombrando por primera y única vez en nuestro Top 100.

Dar en el clavo puede haber resultado complicado para el caso de este cartel que transmite lirismo y sensibilidad sin ahuyentar al latente espectador más asiduo al pomposo cine hollywoodense. La magistral treta ha sido empalmar en el mismo póster el espíritu independiente y delicado de la obra con la pigmentación y luminiscencia derivada de la moderna cinematografía de James Laxton, al mismo tiempo que las facciones individuales se rearman idílicamente para fecundar un hermoso tríptico, uno de los planteamiento gráficos y de marketing mejor simplificados y más esculturales que nos deja 2016.

 

One Comment

Responder

Your email address will not be published.