Otra manera de llegar al Cine

, / 989 0

FECIVE 2016: Evitando el tricolor en la mercadotecnia festivalera

SHARE

En abril pasado fui convocado por Gastón Goldmann para diseñar la identidad gráfica principal de la segunda edición del Festival de Cine Venezolano de Buenos Aires (FECIVE).

Dicha labor se hizo bajo la modalidad de voluntariado y siguiendo unas directrices especiales enmarcadas en una imagen naciente que se ha ido moldeando desde hace más de un año.

 
1-pre-finales

 1] Versiones previas del cartel final para el FECIVE 2016.  Fechas, grilla y lugar no estaban confirmados en ese momento.

 

Acerca de la primera edición.

Goldmann, director del festival, ejecutó con éxito la edición de 2015. En ese entonces la imagen gráfica estuvo a cargo de Oscar David De Barros (a.k.a. DEVIZCO). Además, se generó una suerte de suite adicional con pósters publicitarios, de la mano Brigitte Diez, quien fungió como la fotógrafa de toda la campaña.

2-piezas-fecive-2015

2]  El afiche oficial de 2015 contó con una ilustración que daba pistas notorias a través del color y los matices.
Algunos elementos se repitieron en las
opciones fotográficas complementarias de la campaña.

 

En aquel entonces la propuesta central incluía formas tribales y rostros diversos. También el logotipo del evento se concibió en 2015 (creado por el mismo De Barros). La identidad base sumaba los colores primarios (casualmente, los que componen la bandera venezolana), pero alterados hacia algo más familiar al cian, el magenta y, obviamente, el amarillo.


Año nuevo, imagen nueva.

El reto para la segunda edición constaba de algunas pautas particulares. Junto con Gastón se tomaron varias decisiones previas para poder realizar los primeros intentos y esbozos. Las condiciones puedo resumirlas en los 3 puntos siguientes:

1] Eludir la “venezolanidad” a través del tricolor de su bandera. El tema del tricolor venezolano suele ser un atajo para muchos diseñadores y, como consecuencia habitual, un cliché accidental. También se decidió evitar la exposición de aspectos tradicionales o de la idiosincrasia; ya sean estos referidos a culinaria, deporte, geografía, gentilicio, etc. “Siempre debemos dudar de la primera idea” solía decir el legendario diseñador gráfico y artista venezolano Santiago Pol. En esta ocasión lo tuvimos que poner la frase en práctica.

3a-afiches-cotufas-y-sillon
3A] Una de las primeras versiones que se generó (en montaje fotográfico y versión en vectores) expresaba
alegóricamente el sentido de pluralidad de estilos e historias contentivos en el catálogo del festival.


2] El afiche de 2016 debía constar de una imagen universal. La imagen obligaba, sin duda, a revelar un guiño a la nacionalidad de las películas a exhibir; sin embargo, era preferible enaltecer el tema como una “gran fiesta” para cinéfilos y, sobre todo, considerar la diversidad de visiones que hoy en día se consiguen entre los distintos autores cinematográficos venezolanos. Esto fue una brújula para todos, en especial para mi persona y para Gastón Goldmann y Víctor Casabuenas (Director de Marketing y Comercialización). Era necesario reflejar las múltiples miradas del cine venezolano y ubicar una postal que pudiera transmitir la idea sin caer en obviedades o en hábitos.
4-todas-las-muestras

4] Este grupo de muestras representan una gran cuota de las ideas que se manejaron en la fase de esquemas.
Durante al menos 40 días parte de la inventiva consistió en jugar con formas universales,
más referidas al cine per se que a las características heredadas por el país caribeño.

Lógicamente, la torpeza de los primeros ensayos me llevó a diseñar piezas tan bizarras como chispeantes. Por ejemplo, una cámara de cine cuyo reel era (literalmente) una arepa; o hibridar dentro de una misma propuesta fútbol, cine y béisbol. Pero ¿sabría un argentino captar la broma a primera vista? Costó tiempo y al final este tipo de conceptos fueron descartados.

3] Para tomar otra dirección con respecto a los pósters teaser que se hicieron en 2015, se decidió hacer un trabajo completamente ilustrado, rehuyendo a los rostros humanos y evitando así agregar nuevas disciplinas al trabajo de producción (ya sean modelos, fotógrafos u otras tareas). No es que esta pauta haya sido un postulado inamovible, pero colaboró al inicio y durante toda la aventura creativa.

3b-piezas-lentes-vectores

3B] Las primeras pruebas en diseño vectorial para una versión descartada.

Algunos diseños fueron inevitablemente más funcionales que otros. Desde propuestas que intercambiaban elementos de ambas culturas (la argentina y la venezolana) hasta intentos por emular la estética de diseñadores foráneos con portfolios muy atractivos, tales como Geoff McFetridge o el gran Saul Bass.

El trabajo permitió entonces hacer un equilibrio entre el uso de una licencia creativa ocasional versus la profanación de algunas de estas medidas.

 5-dibujo-animado


3]
Una versión animada del dibujo que finalmente se convirtió en la
identidad visual definitiva para la segunda edición del
FECIVE.  

Con el resultado a mano.

Luego de un par de meses de trabajo el resultado final pasó por una serie de mecanismos y de profesionales. La gráfica final fue afinada por el equipo.

El diseño que nació como dibujo vectorial fue migrado a Photoshop, donde se sumaron texturas y detalles.

La propuesta definitiva muestra una mano sosteniendo un envase de pochoclos (las “cotufas” venezolanas) en obvia alusión festiva a la sala de cine. La actitud conquistadora de la gráfica se hacía evidente, había en ella algo heroico y, a su vez, algo jovialmente popular.

 

7-mano-ticket-gif

6] Un brazo muy al estilo Saul Bass (el histórico maestro del diseño en el cine). Estas fueron todas las variantes de la versión inicial  (con un ticket). Una opción previa a la propuesta que incluía pochoclos y un background más colorido.

 

Cada dedo de la mano es un cristal que se confunde con el resto, como si se tratara de un fajo de extrañas piezas con carácter diáfano y, precisamente, con esta gama naciente de tonos y matices se lograba transmitir simbólicamente la heterogeneidad del cine venezolano y del festival como tal.

Esto se subraya si revisamos cómo la actual crisis sociopolítica en Venezuela ha llevado forzosamente a todo residente (y emigrante) a asociar determinadas paletas de colores con alguna de las tendencias que han marcado la polarización en el país desde hace ya más de década y media. Un típico inconveniente con el cual muchos diseñadores han tenido que luchar, sobre todo cuando se trata del marketing para un evento de índole cultural.

El resultado, sea cual sea, suele estar influenciado por este tema y con frecuencia se torna algo contraproducente al transitar por filtros determinados.

6-manos-cristales-vectores
7] Cada dedo por separado y el montaje con transparencia en los primeros bocetos diseñados vectorialmente para generar el gráfico protagónico.

 

Versión final.

8-fecive-poster

 

 

Enriquecido por la labor de la diseñadora de Daniela López Fonseca, el afiche obtuvo su rostro terminante. Daniela partió del manual de marca que creó Oscar David De Barros en 2015 y de ciertos cánones que dictaba el mismo diseño caricaturesco (bastante “saulbassiano”) de la presente edición. Una docena de detalles gráficos y accesorios fueron puestos en sus manos para generar piezas subordinadas a la mercadotecnia general del evento.

Dicho manual también fungió de guía para la línea gráfica general que el FECIVE expone en su primera edición en Santiago De Chile, evento producido desde el país vecino por Marisbelis Pérez (directora de producción) y Manuel Castellano.

 

 

8] Así luce el afiche oficial del FECIVE 2016.

 

Finalizando esta historia no tan tricolor de marketing y festivales de cine, no queda otra opción que invitarlos a visitar esta actividad que involucra a más de 40 personas y que cuenta con un poderoso catálogo que incluye, entre varios títulos, a la cinta ganadora del Festival de Venecia, “Desde allá”. También a cortometrajes como “La culpa, probablemente” que fue reconocido este año en la sección Cinéfondation de Cannes. Ambos constituyen casos que ya entraron a la historia del cine venezolano.

9-santiagofeciveLa verdad es todo un maratón para ponerse al día con el archipiélago de propuestas audiovisuales de sello venezolano. Además, el FECIVE incluye documentales, charlas, fiestas y algunas sorpresas musicales.

Pueden revisar el catálogo entero y demás detalles en el sitio oficial del FECIVE o pasar por YouTube y divertirse con los spots promocionales de este año, dirigidos por el propio Gastón Goldmann.

#VenAConocernos.

8]  El cartel del FECIVE de Santiago, diseñado por Esteban Picasso. Una clara alusión al artista plástico Carlos Cruz-Diez, máximo exponente del op art en Venezuela.

Responder

Your email address will not be published.